En un extraño giro de los acontecimientos, un investigador británico de seguridad cibernética que hace apenas unos meses fue aclamado como un héroe por impedir la propagación de una variedad de Ransomware llamada Wannacry, altamente perjudicial, ha sido acusado en los EE.UU. por los delitos relacionados con un caso de malware.

Marcus Hutchins fue arrestado el miércoles en Las Vegas poco antes de abordar un vuelo hacia U.K. Había estado en la ciudad para la conferencia anual Def Con, donde hackers, expertos en seguridad e investigadores se reúnen para discutir temas de ciberseguridad.

El británico de 23 años de edad, ha sido acusado de delitos relacionados con el malware Kronos que infectó a los PCs a través de archivos adjuntos de correo electrónico maliciosos y permitió a los piratas informáticos robar las credenciales de acceso de las personas a la banca online.

Las acusaciones, que cubren el período entre julio de 2014 y julio de 2015, incluyen la acusación de que ayudó a crear y distribuir Kronos en lugares como foros de hackers en la Dark Web.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos confirmó en una declaración que Hutchins “fue arrestado en Estados Unidos el 2 de agosto de 2017, en Las Vegas, Nevada, después de que un gran jurado en el Distrito Este de Wisconsin devolvió una acusación de seis acusaciones contra Hutchins, por su participación en la creación y distribución del troyano bancario Kronos”.

La madre de Hutchins dijo a la Asociación de Prensa que estaba “llamando frenéticamente a Estados Unidos” en un intento de contactar a su hijo, agregando que era extremadamente improbable que su hijo hubiera violado la ley, ya que estaba tremendamente implicado en la prevención del delito informático.

El héroe de WannaCry

De hecho, Hutchins fue aclamado un héroe por los expertos en seguridad cibernética de todo el mundo hace menos de tres meses, después de que él solo terminó la propagación mundial de Ransomware dañino conocido como WannaCry.

El rescate se dio a conocer el 12 de mayo, bloqueando el acceso a los sistemas informáticos pertenecientes a grandes empresas y organizaciones de todo el mundo, entre ellos el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido y el gigante español de telecomunicaciones Telefónica.

Como WannaCry comenzó a extenderse por todo el mundo durante los días siguientes, Hutchins, trabajando desde su dormitorio en el suroeste de Inglaterra, encontró una manera de evitar que el Ransomware causara más daño después de examinar su código. Puedes leer todo lo relacionado con este hecho en su blog.

Según el Guardian, el británico ha estado trabajando de forma remota para Kryptos Logic, una compañía de seguridad cibernética que le ofreció un empleo en 2016 después de estar impresionado por su blog de tecnología.

Pero Hutchins ahora se encuentra bajo custodia, acusado por las autoridades estadounidenses de delitos cibernéticos vinculados a un asunto anterior. Se espera que se lleve a cabo una audiencia hoy viernes para organizar su representación legal.