MSI tiene una dura batalla en el mercado de los ordenadores portátiles ultra-potentes, compañías como Asus, Samsung, Lenovo y Dell, por citar algunas, plantean una difícil competencia en este sector. Esta es una de las razones principales por la que han decidido dar a la estación de trabajo MSI WS63 una actualización, incorporando en ella el chipset de gráficos NVIDIA Quadro P4000 para ofrecer un rendimiento móvil superior, independientemente de dónde se encuentre en ese momento.

El MSI WS63 actualizado que está alimentado por la Quadro P4000 con Max-Q Design trae consigo una serie de mejoras importantes. Con un diseño más pequeño, también ofrece un rendimiento gráfico mejorado, así como contar con un sistema de flujo de aire optimizado, lo que permite a MSI mejorar considerablemente el rendimiento de su estación de trabajo portátil.

Utilizando la arquitectura Pascal de NVIDIA, la GPU Quadro P4000 se anuncia para poder ofrecer más del 40% del rendimiento de visualización y 1,7 veces el rendimiento informático en comparación con su predecesor. Gracias a la capacidad de memoria y capacidad de rendimiento que ofrecen los modelos de estaciones de trabajo grandes, MSI WS63 puede producir renderizaciones fotorrealistas y una experiencia de VR convincente sin penalizar el rendimiento global del sistema, integrado en un chasis de estación de trabajo móvil delgado y ligero.

Las especificaciones de hardware del MSI WS63 incluyen 8 GB de memoria GDDR5 en la GPU Quadro P4000, 32 GB de RAM, NVIDIA GPU Boost 3.0, cinco tubos para un diseño térmico optimizado, un ventilador de 41 hojas para la CPU, biometría incorporada y alto nivel protección para la seguridad empresarial, que han sido certificados por Windows Hello, una pantalla de 15.6 con dos opciones posibles: Full HD o 4K IPS. En términos de almacenamiento, puede elegir entre 512MB de disco duro SSD + HDD de 2 TB o 256MB M2 SATA + HDD de 1 TB, dependiendo de su presupuesto y sus necesidades, todo ello con un procesador Intel Core i7 de 7ª generación. El precio de salida es de aproximadamente 3.000 dólares.

A pesar de su estética sobria y sin excesivas pretensiones, la estructura global del portátil el compacta y ligera, contando con un rendimiento extraordinario, fundamentalmente gracias a la incorporación de la extraordinaria GPU Quadro P4000 de Nvidia (cuyo precio ronda los 900 dólares) y al procesador Intel Core i7 de 7ª generación. El sistema de refrigeración está muy bien resuelto, obteniendo muy buen rendimiento en todas las situaciones, incluso sometiendo a la GPU a trabajos extremos.