Samsung vendió un dos por ciento más de teléfonos móviles en el segundo trimestre de 2017 en comparación con el mismo período del año pasado, según Strategy Analytics. Vendiendo 79,5 millones de dispositivos móviles, de los 360 ​​millones de unidades disponibles en todo el mundo, por lo que sigue siendo el principal fabricante de teléfonos inteligentes a nivel global. Pero hay un nuevo fabricante que aparece dentro de los 5 más grandes por volumen de ventas en los últimos estudios de mercado. Esta empresa es Xiaomi, que ha pasado a ocupar el quinto puesto dentro del listado de los más grandes en ventas.

En Xiaomi no ha ido todo lo bien que cabría esperar, a pesar de mostrar un crecimiento explosivo en sus primeros años, incluso a pesar de vender extraoficialmente sus dispositivos en el oeste del planeta. Lei Jun, su CEO, dijo a sus empleados en un correo electrónico interno a principios de este año, que la empresa con sede en Pekín creció más rápido de lo que se podía esperar, incidiendo negativamente en la correcta gestión de la misma, por lo que necesitaba ralentizar y reorientar estrategias. Ese mismo mes, el vicepresidente de la compañía, Hugo Barra, conocido por su trabajo con la división Android de Google, dejó Xiaomi para regresar a Silicon Valley.

A pesar de sus luchas internas recientes, las ventas de Xiaomi han estado subiendo estos últimos meses. Su crecimiento anual aumentó en un 58 por ciento, y se llevó más del seis por ciento de la oferta global de teléfonos inteligentes en el segundo cuatrimestre de 2017, gracias a sus dispositivos Android. El teléfono de referencia Redmi 4A, en particular, demostró ser especialmente popular en la India.

A diferencia de Samsung y Xiaomi, Apple no lo hizo tan bien como hubiera querido. Sigue en segundo lugar, pero sus ventas han bajado un uno por ciento en comparación con el mismo período de 2016. Hay que tener en cuenta que Apple ocupa la mitad de cuota de mercado global que Samsung, con un 11% frente a un 22%. Eso probablemente cambiará una vez que salga el próximo iPhone, aunque vale la pena señalar que Samsung también se está preparando para lanzar el Samsung Note 8 en pocas semanas. Huawei ocupa el tercer lugar en la lista y conserva su estatus como el principal teléfono inteligente chino, seguido por Oppo, que tiene algo más del ocho por ciento de la cuota de mercado global.